La correa de distribución es otro de los elementos importantes que debemos cuidar, ya que su rotura provoca una parada y daños irreversibles en el motor. 


Se debe cambiar entre los 80.000 y 160.000 kilómetros, según sea el fabricante.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted