Nuestra forma de conducir puede ser la causa de muchas averías

961 21 87 85
Nuestra forma de conducir puede ser la causa de muchas averías

Si del total de coches que habitualmente llegan a los talleres multimarca de Alcàsser descontamos los que han sufrido un accidente, nos encontramos con un dato muy curioso: La causa de la gran mayoría de las averías que sufren los coches es el propio conductor o, mejor dicho, su forma de conducir. Algunas veces esa avería está causada por un despiste, como el de echar gasolina a un vehículo diésel (algo que ocurre con más frecuencia de lo que podrías pensar), pero el origen de la mayoría de las averías más frecuentes hay que buscarlo en la forma en la que conducimos.

Es muy frecuente que, al llegar a un semáforo, y para arañar unas milésimas de segundo para arrancar en el mismo instante que se ponga verde, mantenemos engranada la primera velocidad y pisado el embrague. Por muy a fondo que lo mantengas pisado, se está produciendo una cierta fricción en los discos y este rozamiento termina por provocar una avería importante. De hecho, los problemas del embrague son uno de los más frecuentes en los talleres multimarca de Alcàsser.

Aparcar sobre la acera, ¿quién no lo ha hecho alguna vez?, también es una de las causas más comunes de averías, esta vez sobre los propios neumáticos, por el impacto que ejerce contra el bordillo, pero también sobre la suspensión. Algo muy similar ocurre cuando pasas por los resaltes de la calzada sin aminorar la marcha, el impacto de las ruedas sobre ese resalte puede llegar a reventar el neumático, dañar las llantas y deformar los puntos de anclaje de la suspensión. Una suspensión dañada puede poner en peligro tu propia seguridad.

Puedes traer tu coche a reparar a Joicar Multiauto y aprovecharte de nuestros descuentos en piezas. Busca en la sección “Cupones” de esta misma web 

haz clic para copiar mailmail copiado